La postmodernidad terrible

por elcolumnista.net

LA MENTE HIPSTER

IBAN SILVÁN

Estoy viendo películas de Lars Von Trier y a la vez leyendo un poco a Zygmunt Bauman por saber algo acerca del consumo en día de Reyes y como poniéndome a decir que sí a todo lo que dicen los postmodernos, a ver qué pasa. Un poco al estilo de Georg Simmel, que decía que todo era dinero, hasta el arte.

Pero es que no. Lo que hacen los que dicen que todo es dinero, que todo es mercancía, que todo es postmodernidad, es olvidarse convenientemente del componente humano, demasiado humano. Y eso es fatalismo postmoderno. Y por ahí yo creo que no.

Ya decía Marx que éramos mercancía. Pero le corrige Polanyi, que debía ser más listo y sensible, esto es, más listo que Marx, diciendo dickensianamente que no es verdad porque luego hay que llevarse esa mercancía que somos a casa y eso también se hacía y se hace.

Y con Internet pasa lo mismo. Zygmunt Bauman le viene a llamar al narcisismo de Internet “el fetichismo de la subjetividad”. El todo vale de los perfiles de Facebook, el narcisismo de la Red, el número de vistitas de esta misma página, vaya. Pero luego llega un momento en el que hay que mostrar la realidad, si se sabe o no se sabe y se es sólo un postmoderno más del montón.

La postmodernidad nos dice que todo vale, pero no es así. Ella misma es muchas veces una filosofía del límite, de los límites de la muerte, de la cordura y de la razón, más que un todo vale que –lo diré- no lleva a ningún sitio.

Creo recordar que Julio Caro Baroja, tan poco español él, decía que cuando fuera al cielo le preguntaría a Dios por qué había vivido en el Madrid de Franco en vez de en la Atenas de Pericles. Yo –que no soy Caro Baroja- le preguntaría por qué narices tenemos que vivir en la Europa postmoderna en vez de en la América de la beat generation. Lo digo porque es lo más terrible que me ha pasado. El resto de lo terrible postmoderno nunca lo he visto salir de la pantalla del cine o bajarse del escenario del teatro. Así que para mí no existe. 

Anuncios